¿Funcionan las cintas de colores que lucen los olímpicos?

viernes 22 de marzo, 2013

 

El boom de las cintas Kinesio llega a la máxima categoria deportiva. Preguntamos a expertos por sus beneficios.

SUSANA MOLINA

 

31 DE JULIO DE 2012

 

07:26 H.

cintas Kinesio

El equipo de volleyball femenino de Alemania, fiel a las cintas Kinesio.

Foto: Cordon Press

Etiquetas:

Comentarios: 47 Gusta a: 22

En Londres no se habla de las zapatillas de correr más ligeras, ni del tejido que mejor transpira: la tendencia en la Villa Olímpica tiene forma y apariencia de cinta de esparadrapo y cubre los músculos de un sinfín de deportistas. ¿Estamos ante una moda pasajera o las denominadas cintas Kinesio son realmente efectivas?  

En mayo de 2007 una imagen de David Beckham con unos esparadrapos rosas pegados en el costado tras el partido Real Madrid - Deportivo de La Coruña ocupaba las principales páginas de los periódicos deportivos. A raíz de esta fotografía los medios comenzaron a hablar del método del vendaje neuromuscular y “los pacientes comenzaron a pedir a los fisioterapeutas formados en la técnica el mismo vendaje que el que llevaba Beckham”. Nos lo recuerda Marc Van Zuilen, Presidente de la Asociación Española de Vendaje Neuromuscular. “El deporte es donde más se ve y por eso se ha puesto de moda. Pero este boom tiene un factor en contra y es que algunos pueden pensar que se trata únicamente de una moda pasajera”.

Beckham Kinesio

Esta imagen de Beckham en 2007 generó el boom de las cintas Kinesio.

Foto: Gtresonline

La cinta Kinesio, que hoy parece completar los estilismos de los deportistas olímpicos, tiene su origen hace tres décadas y aunque la patente es coreana fue inventada por el japonés Kenzo Kase. “Una moda no dura más de 30 años. Realmente funciona y se ha utilizado a nivel mundial. Lo vemos en los deportistas y también en muchos pacientes que no son deportistas”, apunta Van Zuilen. 

Pero, ¿qué es lo que hacen exactamente estas cintas? “Hay cosas para las que funciona mejor y otras en las que tiene un efecto discutible. Se usa para buscar una relajación del músculo, para alguien con sobrecarga muscular, y en casos de problemas circulares y linfáticos, en este último funciona sorprendentemente bien”, nos asegura Linsay Condori, Responsable de Fisioterapia de Spa Premier. “Cuando aplicas la cinta se produce una separación de la piel que permite el flujo del sistema circulatorio", añade.  

En la Villa Olímpica parece que todos quieren beneficiarse de un método reservado a la cura de lesiones. “Es normal que la mayoría de los deportistas las lleven porque realizan un esfuerzo extra durante toda la temporada y casi todos arrastran alguna dolencia”, nos aclara Montserrat González, responsable del centro de fisioterapia Higia. “Estas vendas de algodón con pegamento estriado no limitan la movilidad y alivian el dolor en casos de contracturas o inflamaciones”. Eso sí, no en todos pueden disfrutar de ellas: aunque aún no se ha demostrado, los nadadores tienen prohibido las Kinesio en competiciones porque podrían mejorar el resultado deportivo al potenciar los músculos. 

Katrin Holtwick

Una imagen de Katrin Holtwick el pasado 26 de julio durante un entrenamiento en Londres.

Foto: Cordon Press

Beneficios positivos aparte, las manera en que las cintas son colocadas y la infinidad de colores disponibles han provocado que en estos Juegos Olímpicos salten a la vista más como moda que como elemento de medicina. “Los colores no influyen para nada en los beneficios, todas hacen la misma función. Cuando empezaron a usarse, los jugadores no querían llevar los colores de otro equipo y por eso se fabricaron en diferentes tonalidades”, cuenta Montserrat González. Éste es el motivo por el que ahora incluso algunos pacientes lucen las Kinesio en colores flúor. “Sí que es verdad que en algunos pacientes se ha detectado que les funciona más uno que otro por un tema de cromoterapia, en este caso el rojo serviría para calentar el músculo y el azul, el frío, para calmar una inflamación, pero el efecto es exactamente el mismo”, añade Marc Van Zuilen. 

Y como todas las modas que saltan del terreno deportivo a la calle hay que trasladarlas siguiendo los consejos de un experto. Y más ahora que se están empezando a vender cortadas y preparadas para aplicaciones concretas, el Presidente de la Asociación Nacional de Vendaje Neuromuscular advierte que solo un profesional puede aplicar estas vendas a un paciente: “Estamos en contra de un uso no profesional. El método no es fácil. Para que te hagas una idea, el curso básico de aplicación de vendajes neuromusculares para un fisioterapeuta dura 15 horas. Hay que tener mucho cuidado: puede causar más dolor o más hinchazón en personas con problemas linfáticos o incluso irritación de la piel si no lo aplica un profesional”. Pero los beneficios de las cintas Kinesio van más allá del deportivo: “Sí estamos de acuerdo en la aplicación para dolores menstruales que venden en las farmacias. Es fácil de aplicar e inhibe el dolor. Existen varios artículos científicos que indican que funcionan igual que los analgésicos. 

Cuestión de moda o no, Serena Williams, Mario Balotelli, Katrin Holtwick o Novak Djokovic son solo algunos de los integrantes de la interminable lista de deportistas que protagonizan la versión actual del famoso flime Quiero ser como Beckham.

Serena Williams

Serena Williams, una de las primeras en beneficiarse de los efectos de estas vendas.

Foto: Cordon Press

Subir