LOS PIES DEL NIÑO

viernes 14 de junio, 2013

El niño al nacer presenta un pie no preparado para soportar carga con un tejido esquelético en fase de formación, así como un estado muscular y neurológico inmaduros. Cuando nace el niño, en términos generales refleja la postura en que se ha formado, pero sus ejes anatómicos van sufriendo cambios orientativos en los que influyen además de un patrón genético, unos mecanismos externos derivados de la práctica de movimientos o posiciones que lo van reorientando espacialmente y preparándolo poco a poco para soportar la carga y más tarde para caminar.

Subir