PELVIC CURL, ¿CÓMO SE HACE?

lunes 23 de noviembre, 2015

Con el ejercicio PELVIC CURL enseñamos al alumno a disociar los movimientos de cada una de sus vértebras. Aporta una relajación de toda su espalda y hace que descanse.

 

POSICIÓN: Tumbado boca arriba, pies paralelos, piernas abiertas a la anchura de la cadera, pelvis neutra, "hombros conectados", brazos apoyados en el suelo, y cabeza erguida imaginándonos como si una línea tirase de ella hacia arriba (como si estuvieras creciendo). Toma aire por la nariz, contrae la musculatura abdominal y glútea.

 

EJERCICIO: Soltando el aire despacio por la boca (y sin relajar abdomen y glúteos) intenta elevar el sacro del suelo y progresivamente cada una de tus vértebras lumbares y dorsales hasta quedar apoyado sobre las plantas de tus pies, tus brazos y cabeza (sin curvar en exceso tus lumbares).

Vuelve a tomar aire por la nariz, contrae la musculatura abdominal y glútea. Ahora imagina que tu columna es un collar de perlas y vas a apoyar en la colchoneta una a una cada perla hasta que apoyes de nuevo el sacro. Haz todo esto soltando el aire por la boca.

 

*Hombros conectados: Posición en la que los hombros están ligeramente echados hacia atrás y mantienen la espalda recta.

 

Haz 5 repeticiones. ¡Es más importante la calidad del ejercicio que la cantidad!.

Subir