LUZ PULSADA (FOTODEPILACIÓN, FOTO-REJUVENECIMIENTO, ACNÉ...)

 FOTODEPILACIÓN

La fotodepilación es un sistema por medio del cual se consigue la eliminación del vello utilizando un rayo de luz. Actualmente diferenciamos varios tipos de equipos de depilación que se dividen en dos grupos: láser o luz pulsada
(IPL). Cualquiera de ellos se incluye en la fotodepilación, ya
que todos se basan en el mismo principio, la fototermolisis selectiva: la luz de la maquina (foto) se transforma en calor (termo) y destruye (lisis) las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva (únicamente es absorbida por la melanina o pigmento del pelo).

PROMOCIONES 

(más información en la sección de noticias)

 

FOTO-REJUVENECIMIENTO

El rejuvenecimiento con Luz Pulsada (IPL) permite obtener una notable mejoría en el aspecto de la piel. Esta técnica, que posibilita la realización de un tratamiento facial completo, presenta la particularidad de que no solamente trata la piel dañada, sino que también actúa sobre la piel sana.
Mejora considerablemente la textura de la piel y puede aplicarse también en el cuello y escote.
Asimismo, mejora la textura de la piel y tiene un efecto de relleno avalado por los resultados histológicos. Puede aplicarse, además, en zonas no faciales: cuello, escote y dorso de las manos, por ejemplo.
El fotorrejuvenecimiento facial con IPL constituye un tratamiento eficaz que permite recuperar el color y la suavidad de las pieles más jóvenes, eliminar lesiones pigmentadas y el envejecimiento. Además de los cambios clínicos que se observan, los estudios demuestran cambios histológicos (internos de las capas de la piel ), como el engrosamiento dérmico y la neoformación de colágeno.

ACNÉ

Con una longitud de onda de 400nm que actúa directamente sobre los vasos sanguíneos que alimentan a las glándulas sebáceas (responsables de la producción de sebo) consiguiendo que estas produzcan menos sebo, al mismo tiempo el pulso de luz elimina la bacteria que se ha formado por la infección sin daño alguno para la piel.

ARAÑAS VASCULARES

Las pequeñas arañas rojas que aparecen en el rostro y en las extremidades inferiores, pueden ser tratadas. La cantidad total de sesiones requeridas depende de la profundidad y amplitud de las lesiones vasculares. Con este tratamiento se calienta con precisión la vena que se desea eliminar a la vez que  protege la piel que la rodea.

Subir